Grammata da el salto a Colombia

GRAMMATA, más conocida por us modelos de ereader Papyre, desembarca en tierras colombianas como parte de su proyecto de empresa, que aúna plataformas digitales de lectura –eReader y tablet- y contenidos literarios digitales en español. Un modelo de negocio que inició en el año 2008 y que, hoy por hoy, acapara un alto porcentaje de los dispositivos en manos de lectores en español.
 
La constitución y puesta en marcha de GRAMMATA Colombia es vital en la estrategia que la compañía está desarrollando enfocada a intensificar su presencia en los mercados hispanohablantes, no solo por cuestiones de tamaño del mercado sino también por ascendencia cultural dentro de las letras hispanas. 
En la actualidad, al otro lado del Atlántico, la compañía ya está presente en suelo mexicano y argentino, donde sólo en 2011 obtuvo una importante acogida entre los lectores digitales, con más de 20.000 dispositivos Papyre distribuidos en el primer año de actividad y un volumen de negocio superior a los 2 M de dólares. Las perspectivas para este año 2012 de GRAMMATA Argentina y GRAMMATA México son duplicar y triplicar los volúmenes de negocio respectivamente.
“La idea es que las editoriales y autores colombianos, al igual que ya ocurre con los argentinos, españoles o mexicanos, tengan a su disposición de forma inmediata la capacidad de comercializar sus títulos digitales en cualquier país hispanohablante donde la compañía esté presente”, explica Juan González de la Cámara, director general y fundador de GRAMMATA. En otras palabras, compartir los títulos editoriales de forma ágil y cómoda, sin distribución ni transporte por todo el continente o a través del Atlántico.
Además, Colombia servirá de centro de operación logística, tecnológica y comercial para facilitar la introducción en nuevos mercados hispanohablantes. De hecho, la empresa tantea la posibilidad de iniciar actividad en Perú y Chile el próximo año. 
La plataforma de librerías virtuales de la compañía en español recoge ya más de 36.000 títulos, gracias al trabajo de digitalización realizado por los equipos locales en España, México y Argentina, así como a los acuerdos que la compañía ha cerrado en cada país con las principales editoriales en lengua castellana como Planeta, Santillana o Random House Mondadori y las mayores plataformas editoriales en español. 
Anuncios