La foto semanal (XXI)

“El futuro de los libros no serán las librerías, serán las tiendas de impresión”.
Así de contundentes se muestran muchos analistas con respectos al tema de las librerías y su progresiva desaparición, rápida en algunos países (ya vimos lo que le pasó a Borders, y lo que le puede acontecer a B&N en un futuro próximo, en USA) y mucho más lenta en Europa y otros países.
Por eso, siendo cada vez mayor el mercado de ebooks digitales, la tendecia final serán que los libros en papel vayan siendo un objeto minoritario y por consiguiente cada vez existirán menos librerías. ¿Pero si alguien quiere comprar un libro?
La solución puede que sean las máquinas de impresión de libros. La Espresso Book Machine ha estado recibiendo una mayor atención de la prensa últimamente y está siendo promocionada como el futuro de las librerías. Un librero puede comprar uno de estos dispositivos (el precio de venta es de alrededor de 100 mil dólares) tendrá miles de títulos en stock, cada uno de los cuales se pueden imprimir cada vez que un cliente quiere comprarlo.

Anuncios