Verdades a medias en torno a Kindle

La noticia que más ganas tengo de dar es la llegada a España de las plataformas Nook y Kobo. De Nook ya hay algún rumor sobre su próxima llegada al Reino Unido. Espero que la entrada de Microsoft suponga más que el acuerdo sobre disputas de patentes y les sirva para afrontar la distribución en nuevos mercados. Kobo sin embargo ya se vende en la cadena de tiendas WHSmith y a un precio muy interesante.


Ecosistema Kobo

Si me tuviera que comprar un eReader de tinta electrónica y pudiera elegir un modelo con pantalla táctil entre los tres fabricantes la verdad es que tendría dudas. Quizá me quedaría al final con Kobo porque me parece que han trabajado mucho en la experiencia de lectura, aunque los tres son excelentes.


Esta pequeña introducción para dejar clara mi postura antes de comentar el artículo anónimo de la OCU titulado Libros electrónicos y barreras digitales del 17 de Abril y que esta mañana me he encontrado citado en Sin tinta, el blog de Fernando García en El País. Cito un par de perlas del artículo de la OCU en torno a Kindle que no son ciertas (negritas y subrayado en el original) y que únicamente sirven para confundir a un lector que busca información sobre el tema:

– Libros Kindle: solo pueden comprarse a través de Amazon y solo pueden leerse a través de sus eReaders.
– Aunque los diferentes formatos no son un obstáculo insalvable (programas como Calibre permiten convertirlos), la protección con DRM es un freno al intercambio de libros. Para saltarse esta barrera y poder leer el eBook en cuestión hace falta eliminar la protección, algo que es ilegal.
– El consumidor que quiere hacer las cosas por lo legal y comprar contenidos autorizados tiene que pensar muy bien qué eReader se compra, ya que dependiendo de su elección queda atado a determinados proveedores de contenidos.
– Si optas por un Kindle: te vinculas a Amazon, que te venderá tanto el eReader como los eBooks que quieras leer.


La verdad es que podemos conseguir títulos para un Kindle en diferentes sitios, por ejemplo smashwords, una de las principales tiendas online independientes, pero también en feedbooks o en literanda por dar un par de ejemplos más. La editorial O’Reilly es para mí el ejemplo a seguir ya que de sus títulos ofrece las versiones en papel y en formato electrónico en ePub, Mobi (kindle), PDF por supuesto sin DRMRowling, que no es nada tonta, vende en Pottermore la serie de Harry Potter en formato ePub y Mobi (kindle). El Kobo touch lee además ebooks en formato Mobi sin necesidad de convertir con calibre. Que la mayoría de los proveedores nacionales de libros electrónicos excluyan de sus tiendas a los usuarios de kindle no es decisión de Amazon sino de ellos que prefieren por lo general el ePub con DRM. Una excepción sería Sinerrata a la que deseo lo mejor del mundo.

Aunque todavía no está disponible aún en España, sí es posible en EE.UU. prestar eBooks entre usuarios de kindle. El préstamo de libros electrónicos en bibliotecas es también posible a través de proveedores como Overdrive.

He hablado al inicio de plataformas y no de lectores porque Amazon, B&N y Kobo ofrecen tanto dispositivos en tinta electrónica como tabletas y aplicaciones de lectura para dispositivos de terceros (Windows, Apple, Android, etc) y por supuesto la tienda desde donde poder acceder de forma sencilla a su oferta de ebooks gratuitos y de pago. Para mí esto sí es importante a la hora de elegir un lector, más que el formato del archivo como señala el artículo de la OCU.

Como decía al principio, hasta que lleguen Nook y Kobo, para mí la mejor opción (no la única por supuesto) es Kindle de Amazon.
Anuncios