Fundas Kindle: comparativa entre K3 y K4 oficiales con luz

El usuario germanor nos hace ésta muy interesante comparativa entre la funda oficial del Kindle 3 (aka Kindle Keyboard o KK o K3) y del Kindle 4 (aka Kindle o K4).
Hoy he recibido la funda con luz de Amazon para el kindle 4, que es igual, excepto en el tamaño, a la del touch, así que mi opinión se puede aplicar a ambas. Como ya tenía la del kindle keyboard, iré comparándolas.
El envío llega en un sobre de cartón muy delgado, con la funda en su interior, dentro de un plástico, y unas instrucciones que no son más que un papel con 3 dibujos en que se muestra cómo se pone el kindle en la funda, cómo sale y cómo se enciende la luz.

Lo primero que me ha llamado la atención es que la funda es negra negrísima, con acabado mate; la del KK parece casi marrón a su lado. La funda del KK tiene mejor agarre, ya que la piel es rugosa, excepto en el borde de la cubierta. Mientras que la del KK tiene una goma para cerrarla, la funda del K4 no tiene ningún sistema de cierre.
La piel es lisa y suave, de buena calidad, con un ribete muy bien cosido alrededor y con la palabra kindle grabada en bajorelieve. La parte trasera es también de piel negra, pero brillante.

La parte interior está cubierta de un tejido gris oscuro, tipo fieltro, muy suave, idéntico al del KK, y también tiene grabada la palabra kindle. La caja donde se aloja el aparato es de plástico rígido, con tacto de goma y también se ve de calidad, me gusta mucho. Tiene un par de contactos que permiten que la batería alimente la luz del kindle. La funda añade medio centímetro al ancho del kindle y un centímetro más de alto. El conjunto es muy estético y muy ligero, sobre todo comparado con la funda del KK.
Poner el kindle en la funda es sencillo, se encaja primero la parte superior y luego se presiona hasta que entre del todo. Queda casi soldado, seguro que no se cae. En este aspecto funciona mucho mejor que la del K3, que queda sujeto a su funda mediante unos clips metálicos colocados en el lomo (son también los contactos para la luz) y la funda queda “colgando”, lo que hace que leyendo tumbado el kindle se venga un poco hacia delante.

Sacar el K4 de su funda cuesta bastante más, aunque no habrá que hacerlo muy a menudo porque el botón de encendido y el puerto usb quedan libres. Ese hueco es más grande en el touch, para que pueda salir el sonido de los altavoces.
El acceso a los botones de pasar o retroceder página, que son muy estrechos en el K4, me ha dado un pequeño problema porque, mientras que sin funda funcionan perfectamente, con la funda cuesta mucho más pulsarlos y a menudo no salta la página. He empujado el kindle un poco hacia el lado del lomo y ya funciona mejor, cuestión de acostumbrarse.

El grosor de la cubierta es mínimo, no llega a los dos milímetros, pero es más que suficiente para proteger la pantalla. Se puede doblar completamente hacia atrás, al igual que la del KK. Para mí el problema no es tanto el grosor de la funda como la falta de rigidez del lomo, porque al intentar sujetar el kindle de las tapas, como harías con un libro, la mano izquierda tienes que colocarla necesariamente abajo o aquello empieza a doblarse. En este aspecto la funda del KK gana por goleada, aunque en proporción su peso es considerablemente mayor. También tengo que decir que el cuero de la cubierta parece muy delicado, fácil de arañarse o de dejarle marcas de presión.

La luz queda integrada en la funda, dentro de una pieza que se despega de la misma, con un resalte en forma de flecha para poder empujarla hacia delante, hasta su posición. El sistema se ve un poco delicado, una vez fuera no parece que pueda aguantar mucha presión hacia arriba o hacia abajo. Para cerrarla se puede empujar con la misma tapa. La luz del KK es más incómoda de sacar, hay que tirar de una pieza que está en el margen superior derecho para que salga la lámpara de 3 leds que queda en su extremo, sujeta por una fina pieza de plástico bastante flexible. Tengo la impresión que la lámpara del K4 tan sólo lleva un led, aprovechando que queda mucho más próxima a la pantalla del kindle.

La luz de la funda del KK ilumina desde arriba a la derecha, lo que hace que la zona inferior izquierda de la pantalla quede menos iluminada. La luz de la funda del K4 esperaba que iluminara la pantalla de forma mucho más uniforme, pero aquí la diferencia se da entre el centro y los lados, sobre todo el lado derecho queda algo menos iluminado, mientras que la diferencia de iluminación entre la parte de arriba y la de debajo de la pantalla es mínima.
La iluminación es más uniforme en el K4 que en el KK y resulta mejor para leer de noche. Con un pero, que es con diferencia lo que menos me gusta de la funda: hay que estar muy pendiente del ángulo y la inclinación con que sujetamos el kindle o la luz nos va a deslumbrar. Este es un problema que no se da con la lámpara del KK.

Mi puntuación: 8.5 sobre 10 para la funda del KK (por la escasa iluminación de parte de la pantalla) y 7 sobre 10 para la funda del K4, por la falta de grosor de la tapa, la iluminación que puede deslumbrar y por el precio.
Como hay un mes para devolver la funda, tengo que comprobar hasta qué punto es incómodo leer con la luz, ya os comentaré. La funda me gusta mucho, la verdad. Si la devolviera por el motivo de la luz, probablemente pediría el mismo modelo sin luz.
Anuncios