Nook le proporciona 220 millones a B&N

Advertisement

Las librerías de Barnes and Noble están en claro receso de ventas. Una muestra del cercano devenir del mercado editorial norteamericano ya lo mostró Borders con el cierre de sus librerías y su escición de Kobo para que este último sobreviviera y pudiera desarrollarse con autonomía.
La idea es balancear las pérdidas por el papel (cada vez se compra más por internet sobre todo en el mercado USA) y B&N decidió sacar un ereader propio que ha llegado a seducir al público y ha tenido varias versiones posteriores. E incluso con su nuevo All-New Nook llegó a coronarse como el modelo más  vendido en USA, un mercado tremendamente competitivo, hasta la reciente salida de los nuevos modelos de Amazon, el Kindle 4 y el Kindle Touch.
Pero no sólo han sido ereaders, sino que tras su Nook llegó el tablet, el Nook Color, que la firma ha confirmado que es el producto de la familia Nook que  más rápido se ha vendido en la historia. Y ahora su posterior versión el Nook Tablet que busca competir con el Kindle Fire. Además se espera la salida para principios de años de otro modelo con mayor tamaño de pantalla.
¿Y cuáles son entonces los beneficios que les ha proporcionado a B&N sus dispositivos? La empresa ha presentado sus cuentas trimestrales y los resultados han sido de 220 millones de dólares (contando todos los modelos Nook).

Esperamos vender millones de dispositivos durante el tercer trimestre, que se añadirán a los millones de clientes Nook actuales”, explicó en una nota de  prensa William Lynch, CEO de Barnes & Noble. “Este creciente aumento de compradores de contenidos digitales en   Barnes & Noble nos mantendrá como una de las compañías de más rápido crecimiento en el mercado de los contenidos digitales y prevemos que generará retornos significativos para nuestras inversiones en los próximos años”.
Anuncios