Contenido de la libreria Kindle

Todo el contenido Kindle, incluyendo libros Kindle y el contenido activo (como por ejemplo juegos), que se ha comprado en la tienda de Kindle es almacenada en la biblioteca de Kindle en Amazon.com.  
En cualquier momento podemos ver los elementos en la biblioteca de Kindle y enviar de forma inalámbrica al Kindle descargas registradas de Kindle de “your orders” desde Manage your Kindle
  
Amazon también hace copias de seguridad de las anotaciones en los libros que compramos, para que puedan estar disponibles si borramos el libro y posteriormente volvemos a descargar el ebook desde nuestra biblioteca. Amazon.com no hace copias de seguridad de documentos personales, MP3, u otro contenido que se descarga o transferencia de su PC a su Kindle, que no haya sido comprado en la tienda de Kindle. 
 
Se puede disfrutar de los libros Kindle y otros contenidos en cualquier dispositivo Kindle de nuestra propiedad, siempre que se haya registrado cada dispositivo y aplicación a la cuenta de Amazon.com donde se guarda la biblioteca de Kindle. Por lo que podemos tener hasta 6 Kindle o aplicaciones registradas a la misma cuenta y compartir dichos ebooks entre todos. 

La compra y descarga de contenidos digitales de Amazon.com, incluyendo el contenido de la tienda de Kindle, está asociada con la cuenta de Amazon.com utiliza para hacer la compra original. Como resultado, el contenido de Kindle no se pueden compartir como un libro físico y por tanto no podrá ser compartido entre dispositivos que no estén registrados a la cuenta original desde donde se descargaron/compraron. Eso incluye libros y juegos. 
 
En algunos casos, los editores pueden determinar cuántas copias de cada título se pueden descargar a diferentes dispositivos Kindle, al mismo tiempo (aunque como he dicho lo habitual son hasta 6 descargas). En cambio las suscripciones pueden ser descargadas a un solo Kindle.

Sólo los últimos números de periódicos y revistas, y las entradas de blog recientes siguen estando disponibles en la biblioteca para volver a descargarse. Las entradas más antigüas se eliminaran automáticamente del Kindle para dejar espacio para el contenido adicional a menos que elijamos mantener un número de un periódico o una revista en el Kindle.  

Hay casos raros en los que el contenido puede no estar disponible para volver a descargar. Por ejemplo, si el editor que hizo originalmente el contenido a nuestra disposición para la venta en la tienda de Kindle no tiene el derecho de hacerlo o es demandado por difamación en relación con el contenido, por lo que que puede ser obligado a dejar de ser disponible para volver a descargarse de la biblioteca. Amazon promete actualmente que todas las copias que ya tenemos en nuestros dispositivos Kindle no se verán afectadas y por tanto no serán retiradas (como sucedió con el famoso Caso 1984).

Anuncios